Mi experiencia con una New York Pass

4.25625 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media 4.26 (80 Votos)

Muchos visitantes me preguntan sobre las tarjetas turísticas y si es fácil usarla en las diferentes atracciones turísticas de Nueva York. Para ello, voy a hacer de turista novato por unos días y en este artículo os voy a contar mi experiencia utilizando una New York Pass durante tres días por las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Si andas buscando información sobre las diferentes tarjetas turísticas existentes, te recomiendo leer primero nuestro artículo con una comparativa para ayudarte a elegir la mejor tarjeta turística para tu viaje a Nueva York, y para aquellos que estén dudando entre comprar esta tarjeta y la CityPASS, también tenéis disponible un artículo en el que cuento mi experiencia con una New York CityPASS.

¿Por qué escojo una New York Pass?

Para mi, tiene una gran ventaja, y es que te da acceso a prácticamente cualquier atracción turística a la que te plantees ir en Nueva York, más de 100 en total, aunque hay que planificar muy bien tu visita para sacarle el máximo rendimiento en los días que la tengas disponible. La única excepción destacable es el observatorio del One World Trade Center, el One World Observatory, que no está disponible en esta tarjeta turística por el momento.

Para más información sobre esta tarjeta turística y comprar la misma, visitar la web oficial de New York Pass.

¿Qué recibes con la tarjeta?

Al abrir el paquete donde viene la New York Pass nos encontramos con un libro donde nos indican todas las atracciones turísticas a las que podemos ir, y en donde nos muestran un mapa con su ubicación y nos indican la forma de acceder a las diferentes atracciones turísticas, y una tarjeta con chip, que será la que utilicemos en todos los lados para acceder a las atracciones turísticas.

Contenido del sobre de New York Pass
Contenido del sobre de New York Pass

Planificando su uso

Como indicaba anteriormente, es necesario planificar muy bien tu visita a Nueva York en los días que tienes la New York Pass, para sacarle el máximo provecho debes usarla al menos en 2-3 atracciones turísticas por día.

En nuestro caso, hemos decidido realizar la siguiente planificación de ejemplo:

  • Primer día: Museo Guggenheim, Met Museum, MoMA y terminamos el día subiendo al Top of the Rock.

  • Segundo día: Museo de Historia Natural, Whitney Museum, un paseo por la High Line, que es gratuito, visitar el Intrepid y terminar el día con un crucero con Circle Line.

  • Tercer día: Jardín Botánico de Brooklyn, museo de Brooklyn y cogemos el Water Taxi para ir a ver la Estatua de la Libertad desde cerca y disfrutar de un precioso paseo por el río Hudson, finalizando el día en el Empire State.

¿Qué es lo que hemos dejado fuera y también podéis plantearos utilizar?

  • Bus turístico Big Bus Tours: Si compras una New York Pass de más de un día, te dan dos días de uso del autobús turístico de City Bus Tours, que te puede ayudar a moverte de un atracción turística a otra, o a hacerte una idea de todo Nueva York. Si quieres más información lee nuestro artículo sobre City Bus Tours.

  • Excursiones guiadas en el Madison Square Garden, Radio City Music Hall, Carnegie Hall, el estadio de los Yankees o Lincoln Center.

  • El Memorial y el museo del 11-S, la plaza ya es pública pero si quieres visitar el museo deberás acceder con tu New York Pass.

  • Alquiler de bicis por Central Park, el puente de Brooklyn o el Hudson Park, una forma diferente de descubrir la ciudad.

  • Acceso a Ellis Island y a la isla de la Estatua de la Libertad, aunque yo siempre recomiendo ir mejor en el ferry a Staten island para evitar las colas y la espera, o en el Water Taxi, como comento más adelante.

  • Cruceros en barco de vela, en lugar de realizar el crucero de Circle Line o como complemento a éste, sobre todo si se va con niños.

Primer día: Milla de los Museos y Top of the Rock

Nuestro objetivo es visitar la milla de los museos, disfrutar de la visita de dos de sus principales museos (el Museo Guggenheim Nueva York y el Museo Metropolitano de Arte (Met)) y luego terminar el día visitando el Museo de Arte Moderno (MoMA) para finalizar disfrutando de unas magníficas vistas de Nueva York desde Top of the Rock.

El acceso tanto al Guggenheim como al Met es similar: nos presentamos en el mostrador de inscripción, Membership Desk, y damos nuestra New York Pass para que nos den acceso al museo. Con la entrada al Met también tenemos acceso en el mismo día al Met Breuer, que se dedica principalmente a realizar exposiciones temporales de arte moderno, y que se encuentra situado bastante cerca del Met, y a The Cloisters, una espectacular exposición de arte medieval que se encuentra bastante alejada, por lo que te recomendamos no ir a visitarla este día y en su lugar acercarte cualquier otro día en el que no dispongas de New York Pass si te interesa.

En el caso del MoMA, debemos realizar la cola para acceder al museo, que es bastante rápido si evitamos las horas punta: primera hora de la mañana o los viernes por la tarde, que el acceso al museo es gratuito.

Entrada al MoMA
Entrada al MoMA

Antes o después del MoMA nos podemos acercar a las taquillas del Top of the Rock, y en la fila destinada exclusivamente a las tarjetas turísticas solicitar nuestra entrada para la misma a la hora que más nos interesa, yo os recomiendo que saquéis la entrada para subir entre tres cuartos de hora o una hora antes del anochecer.

Vista desde Top of the Rock
Atardecer desde Top of the Rock

Tras un precioso pero agotador día ya sólo nos queda irnos al hotel a pegarnos una merecida ducha y salir a cenar antes de descansar para coger fuerzas para el día siguiente.

Segundo día: Museo de Historia Natural, Chelsea, el Intrepid y el crucero de Circle Line

En este día vamos a visitar la parte oeste de Manhattan, comenzando por el Museo Americano de Historia Natural, en la que os recomiendo sobre todo visitar su exposición de dinosaurios y dioramas. Para acceder hay que realizar la cola normal del museo, así que intentar evitar las horas punta que suelen ser a primera hora de la mañana.

Tras esta visita, nos iremos a conocer Meatpacking District, comenzando por el Museo Whitney de Arte Americano, que tiene, además de una interesante exposición de arte moderno norteamericano, una espectacular terraza con vistas a todo Manhattan en sus pisos superiores. Al igual que en el museo anterior, debemos sacar la entrada en la cola normal del museo pero es un trámite bastante rápido, porque tienen bastantes taquillas.

Al finalizar, justo al lado de la entrada al museo comienza la High Line, por lo que os recomiendo realizar todo este paseo. Si realizamos toda la High Line terminamos en la calle 34th, a 6 calles de nuestro siguiente destino, el museo Intrepid del Aire y del Espacio.

Justo antes de llegar al museo encontraremos las taquillas de Circle Line, donde podemos sacar por adelantado las entradas al crucero nocturno, que es el que os recomiendo realizar después de la visita al Intrepid.

Midtown desde el crucero
Midtown desde el crucero

Situado en un antiguo portaaviones, el Intrepid nos permite ver una buena colección de aeronaves, para aquellos que sean fanáticos de la aviación, visitar el portaaviones y un antiguo submarino. Al sacar nuestra entrada también nos dan acceso a visitar el transbordador espacial Enterprise, que está en un hangar en la parte superior del portaaviones.

El portaaviones Intrepid visto desde el muelle
El portaaviones Intrepid visto desde el muelle

Tercer día: Brooklyn y el Empire State

Este tercer día vamos a dedicarlo a Brooklyn visitando dos atracciones turísticas que se encuentran muy cerca una de otra: El Brooklyn Botanical Garden, un precioso jardín botánico que es un remanso de paz en medio de Brooklyn y el Museo de Brooklyn, que contiene una espectacular colección de arte egipcio y antiguo.

Al finalizar nuestra visita al museo de Brooklyn cogeremos el metro y nos iremos a DUMBO y Brooklyn Bridge Park, donde disfrutaremos de unas espectaculares vistas de Manhattan y podemos comer una pizza en alguna de las míticas pizzerías de Brooklyn: Grimaldi's Pizzeria o Juliana's pizza, la que te ofrece la mejor pizza de todo Estados Unidos según los visitantes de Trip Advisor.

Justo en el embarcadero que se encuentra al lado de la Brooklyn Ice Cream Factory podemos canjear nuestro billete para usar durante todo un día los Water Taxi, que tienen una parada justo ahí.

La siguiente parada de esos barcos es Red Hook, un barrio de Brooklyn, y la siguiente parada, tras pasar un buen rato dando vueltas al lado de la Estatua de la Libertad para hacernos unas buenas fotos con la misma, es la calle 39th, justo al lado de donde estuvimos el día anterior en el Intrepid.

Vistas desde el Water Taxi del Bajo Manhattan
Vistas desde el Water Taxi del Bajo Manhattan

Para finalizar este día nos podemos acercar al Empire State Building y disfrutar de sus famosas vistas al atardecer de Nueva York.

Nueva York de noche desde el mirador del Empire State Building
Nueva York de noche desde el mirador del Empire State Building

Eso si, un consejo: El control de seguridad es bastante estricto y se tarda algo en pasar, así que aunque nos evitamos la cola para los tickets, pues al cruzar la zona de seguridad mostramos nuestra New York Pass y ya nos podemos dirigir a la entrada, os aconsejo que vayáis con un poco de antelación antes del atardecer, pues se suelen formar grandes colas a esa hora.

Consejos y conclusiones

Tienes tantas cosas que puedes disfrutar, más de 80, que te será difícil elegir entre todas ellas. Yo os recomiendo antes de realizar vuestro viaje planificar bien en casa el mismo, para poder aprovechar todas las opciones que te ofrecen, y en todo caso tener previstas dos o tres improvisaciones por si os sobra el tiempo.

Como he dicho anteriormente, para poder amortizar la tarjeta New York Pass los días que la poseemos lo mejor es visitar al menos 2-3 atracciones turísticas por día. Si queréis ir a un ritmo más tranquilo, os recomiendo sacar mejor una CityPASS o la Explorer Pass, pero no tendréis acceso a tantas atracciones turísticas.

Para maximizar el tiempo os recomiendo dividir Nueva York en zonas, como he hecho yo en esta propuesta de ver Nueva York en 3 días, de tal forma que las cosas de interés cercanas las visites en un único día.

Salvo que os manejéis estupendamente en inglés, no os recomiendo realizar los tours que os ofrecen guiados, salvo que haya alguno en el que específicamente tengáis muchísimo interés por conocer el edificio u os indiquen que se realiza en español a determinadas horas del día.

¿Cuál es el ahorro que hemos obtenido?

Sumando el precio de las entradas de los sitios que hemos visitado en estos tres días (tarifas del año 2017) nos sale lo siguiente:

  • Museo Guggenheim: $25

  • Met Museum: $25

  • MoMA: $25

  • Top of the Rock: $34

  • Museo de Historia Natural: $22

  • Whitney Museum: $25

  • Intrepid Air and Space Museum: $33

  • Crucero con Circle Line: $35

  • Jardín Botánico de Brooklyn: $20

  • Museo de Brooklyn: $25

  • Water Taxi: $31

  • Empire State: $34

En total, nos hubiéramos gastado $334 cuando el New York Pass de 3 días nos sale por $199, por lo tanto sacando la tarjeta turística nos hemos ahorrado un buen dinero que podemos aprovechar para nuestras compras, comidas o cenas en Nueva York.

Otros artículos de interés