Mi experiencia con una New York CityPASS

4.6428571428571 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media 4.64 (14 Votos)

Muchos me preguntan sobre las tarjetas turísticas de Nueva York, si es fácil o no usarlas, que hay que hacer al llegar a las atracciones turísticas,… Para intentar resolver todas vuestras dudas, me he puesto la gorra de turista por unos días y he estado usando una New York City Pass por toda la ciudad para poder contaros mi experiencia.

Si andas buscando información completa sobre las distintas tarjetas turísticas actualmente existentes, es mejor que vayas al artículo con una comparativa para ayudarte a elegir la mejor tarjeta turística para tu viaje a Nueva York, pero si quieres conocer mi experiencia de primera mano usando una tarjeta turística de Nueva York continúa leyendo este artículo.

¿Por qué escoger la New York City Pass?

Para mí tiene dos ventajas sobre el resto de tarjetas turísticas que se ofrecen a la venta en Nueva York:

  • Tienes más días de margen para ir a las atracciones. Al tener 9 días desde el primer uso, no te sientes agobiado para ir corriendo de una atracción a otra en el número de días que has escogido, y que suele ser 1 a 3 días para que la tarjeta turística no se dispare de precio.
  • Es la que menor coste tiene para cubrir lo que el 90% de los turistas que van por primera vez a Nueva York van a querer visitar.

Para más información y compra de estas tarjetas, visitar la web oficial de New York CityPASS. Si quieres pagar en Paypal o en tu moneda local, te recomiendo obtener tu CityPASS con WePlann.

¿Qué contiene la New York CityPASS?

Nada más abrir el sobre en el que viene la CityPASS, te encuentras tres cosas:

  • La chequera con las entradas a las atracciones turísticas e interesantes descuentos para otras atracciones y sitios de Nueva York, como un 15% de descuento en Macy's o Bloomingdale.
  • Un mapa donde te ubican todas las atracciones de Nueva York a las que puedes acceder.
  • Información sobre las tarjetas turísticas disponibles de otras ciudades, como Chicago, Boston o Filadelfia.
Contenido del sobre de New York CityPass
Contenido del sobre de New York CityPASS

Como hemos dicho, el ritmo lo puedes marcar tú, así que hemos decidido hacer uso de la CityPASS como mucho en una atracción por día, de tal forma que aparte de visitar museos y atracciones turísticas sin agobios tengamos tiempo para ir a visitar otras partes interesantes de Nueva York o realizar nuestras compras.

Comenzamos en el Top of the Rock

El primer día llegamos a media tarde a Nueva York, por lo que nos refrescamos un poco y nos vamos al Top of the Rock, que es uno de los dos cheques en donde debes elegir a dónde vas, o al Top of the Rock o al museo Guggenheim.

La entrada se consigue muy rápidamente, tienes que ir a la taquilla principal del Top of the Rock, situada justo al lado de la entrada a los ascensores, y en una cola especial para los que tienen tarjetas turísticas y a cambio de tu cheque te dan tu entrada en menos de un minuto para la hora más próxima a la que puedas subir o una que elijas tu posterior. Si habéis elegido la opción de recoger tu CityPASS en el primer punto de venta, sin duda el Top of the Rock es un buen sitio para hacerlo, porque va todo muy rápido y apenas pierdes tiempo para recoger la chequera.

En mi caso me dieron cita para 15 minutos más tarde, así que apenas tuve tiempo de hacer 4 fotos por el Rockefeller Center antes de entrar.

Como siempre, lo mejor de Top of the Rock es la organización, en apenas 10 minutos desde que entras estás arriba disfrutando de las impactantes vistas de Manhattan.

Vista desde Top of the Rock
Atardecer desde Top of the Rock

Visita al Museo Intrepid

El segundo día nuestro primer destino es el Museo Intrepid del Mar, Aire y el Espacio. En la CityPASS deberás elegir entre entrar en este museo o en el Museo del 11 de Septiembre, y nos apetece ver más el portaaviones y el transbordador espacial.

Para acceder al museo, debes entrar directamente a las taquillas habilitadas para CityPASS con tu chequera, te escanean el código que llevas impreso dentro y te dan un ticket de acceso al museo y al transbordador espacial Enterprise. 

Si te gusta la aeronáutica, sin duda este museo no te lo puedes perder. Además de la visita al buque, en el interior del portaaviones Intrepid encontrarás alguno de los aviones de combate más famosos del mundo, como el F-4, el F-16 o el Blackbird, helicópteros y el transbordador espacial Enterprise, así como varios MIG e incluso un Concorde, situado justo al lado del portaaviones. Además, podrás visitar un submarino de la armada, el USS Growler.

Alguno de los aviones del Intrepid
Alguno de los aviones del Intrepid

Próxima parada: Museo de Historia Natural

El tercer día sale nublado, así que decidimos ir al Museo Americano de Historia Natural. Para acceder al museo, debes ir a cualquiera de las taquillas del museo con tu CityPASS y junto con tu entrada gratuita puedes elegir, sólo si entras con la New York CityPASS gratuitamente, una película para ver en el IMAX, en mi caso fue una de tiburones en 3D.

Como recomendación adicional, indicar que si entras directamente al museo desde el metro la cola para entrar suele ser bastante menor que en la entrada principal, y tiene la ventaja de que no te mojas si está lloviendo.

Interior del Museo de Historia Natural
Interior del Museo de Historia Natural

Vamos al Met

El cuarto día vamos a aprovechar para ver tanto el Museo Metropolitano de Arte (Met) como los Cloisters, para ello nos levantamos bien pronto y nos dirigimos al Met, para estar en cuanto abran las puertas.  Al entrar, dirígete a uno de los accesos, si enseñas tu CityPASS en el centro, no en la taquilla, te lo cambiaran por una entrada al Met válida para todo el día.

Entrada al Metropolitan Museum
Entrada al Metropolitan Museum

Visita a the Cloisters

Tras terminar de visitar la impresionante colección del Met, vamos a la Avenida Madison y cogemos el autobús M4, que tras una visita por todo Harlem te deja en las puertas de los Cloisters, siguiendo el itinerario recomendado en Arte medieval y colosales iglesias modernas en Nueva York.

Nada más llegar, entramos a los Cloisters  y nos dirigimos a la taquilla, y presentando tu entrada del Met  te dan acceso gratuito a los Cloisters. Es curioso los Cloisters, un edificio formado por la unión de varias iglesias y abadías compradas en Europa y traídas piedra sobre piedra a Estados Unidos. Así, tan pronto te encuentras en el claustro de Saint-Michel-de-Cuxa como cruzas una puerta y estás en el ábside de la iglesia de San Martín de Fuentidueña. Para más información, os recomiendo leer nuestro artículo sobre The Cloisters.

The Cloisters
The Cloisters

Visitamos el Empire State

En el quinto día nos decidimos a subir al Empire State Building. La ventaja de CityPASS es que está incluida una subida cuando quieras y otra a partir de las 8 pm (a partir de las 10 pm en julio y agosto) por lo que puedes subir cuando veas que hay poca cola, a la hora de comer y a las 21.30 en mi caso, y así evitarte las grandes colas que se montan sobre todo al atardecer, que te pueden hacer estar más de una hora esperando para subir.

Tras pasar el control de seguridad, muestra la CityPASS para que puedas seguir de frente hacia el control de entrada y saltarte la cola de la derecha, que son las taquillas. En el Empire State sólo hay que esperar a tu turno del ascensor para poder subir a la  planta 86 y disfrutar de las espectaculares vistas de Manhattan. También indicar que si accedes con la CityPASS la audioguía va incluida gratuitamente con vuestra entrada al Empire State, cosa que no ocurre si pagas la entrada normal.

Nueva York de noche desde el mirador del Empire State Building
Nueva York de noche desde el mirador del Empire State Building

Finalizamos con un crucero

Por último, para terminar con el uso de la New York City Pass escogemos realizar el Crucero al atardecer por Nueva York con Circle Line, en lugar de coger el barco para ir a la Estatua de la Libertad. 

A la hora de coger el crucero de Circle Line, fui por la mañana para evitar problemas de tickets y en la taquilla reservada para CityPASS elegí el Harbor Lights Cruise, un crucero nocturno que salía a las 7 de la tarde (consultar horarios, varía según el mes)

Sin lugar a dudas una de las sorpresas más agradables del viaje, el paseo en barco viendo como anochece sobre Manhattan es algo realmente recomendable, una nueva forma de ver Manhattan y Nueva Jersey desde el mar. Una forma de saber si algo es bueno es ver si estas rodeado o no de japoneses, pues suelen disponer de muy poco tiempo y lo aprovechan al máximo, si algo no merece mucho la pena no te los sueles encontrar, y el crucero estaba lleno...por algo será.

Midtown desde el crucero
Midtown desde el crucero

Si yo fuera tú y compro la CityPASS no lo dudaba: cogía el crucero nocturno de Circle Line como opción, y el ferry a Staten Island para poder ver la Estatua de la Libertad si no te parece suficientes con la visita del crucero al atardecer.

Ventajas de la New York CityPASS

Por último, resumiendo la experiencia con la New York City Pass indicaría lo siguiente:

  • Lo mejor es que te evitas todas las colas para acceder a las atracciones turísticas, con el ahorro de tiempo que lleva.
  • También es muy interesante el ahorro de dinero. Si vas a realizar todas las actividades que realicé yo me hubiera costado (tarifas de junio de 2018)
    • Top of the Rock: $39
    • Museo Intrepid: $33
    • Museo de Historia Natural + IMAX: $28
    • Metropolitan y Cloisters: $25
    • Empire State: $54
    • Crucero con Circle Line:  $37
    El precio total hubiera sido de $216, y la tarjeta CityPASS tiene un precio actualmente de $126, por lo que me he ahorrado $90.
  • La ventaja de la CityPASS sobre otras tarjetas es que puedes acceder a las atracciones hasta 9 días después de tu primer uso de la CityPASS, por lo que el ritmo de ir a las atracciones turísticas lo marcas tú a tu gusto y no la exigencia de tener que ir en un número limitado de días a las mismas.
  • Incluye cosas adicionales en las atracciones turísticas: Poder subir dos veces en el mismo día al Empire State, la audioguía gratuita en el Empire State, poder ver una película gratuitamente en el IMAX en el Museo Americano de Historia Natural. 
  • Incluye cupones de descuento adicionales que te pueden venir muy bien en Nueva York, como el 15% de descuento de Macy’s o Bloomingdale que seguro que puedes aprovechar para realizar alguna compra.

Como conclusión, recomendaría la compra de una tarjeta turística a todos aquellos que vayan por primera vez a Nueva York o a aquellos que tengan pensado hacer la visita a los museos y observatorios más típicos de la ciudad. Para más información y compra de esta tarjeta, visitar la web oficial de New York CityPASS.

¿Qué incluye una New York CityPASS?

En este video te mostramos todas las opciones que puedes elegir si compras una New York CityPASS, de tal forma que si no sabes qué elegir lo puedas ver con tus propios ojos antes de disfrutarlo:

Para ver otras posibilidades y tarjetas turísticas disponibles, os remito al artículo donde realizamos una comparativa para que puedas elegir la mejor tarjeta turística para tu viaje a Nueva York.