Los mejores sitios para relajarse en Nueva York

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media 5.00 (5 Votos)

Está claro que en Nueva York como en todas las grandes ciudades del mundo el nivel de ruido y de stress de las personas que viven allí es enorme, y que de vez en cuando nos apetece huir de él, descansar del mismo y relajarnos aunque estemos de viaje en Nueva York. Para ello, en este artículo os voy a proponer algunos lugares donde os podréis relajar durante vuestro viaje a Nueva York y disfrutar de un momento de tranquilidad al lado de toda la vorágine de la Gran Manzana.

Si queremos encontrar ese oasis de tranquilidad en las cercanías de Manhattan os recomiendo los siguientes sitios:

Interior de Central Park: Sobre todo durante los días laborables, perderte por los caminos interiores de Central Park y tumbarse en el césped es la mejor forma de relajarse.

Roosevelt Island: Si coges el teleférico de Roosevelt Island o el metro y sales en la parada de Roosevelt Island todo el paseo marítimo con vistas a Manhattan es una delicia con bancos para sentarte y poder disfrutar de la vista. El parque Franklin D. Roosevelt Four Freedoms Park no suele estar muy concurrido, así que podrás tener una tranquila visita disfrutando de unas espectaculares vistas de Manhattan.

Bryant Park: Sentarse en alguna de las sillas de la zona de la pradera de Bryant Park y ver la gente pasar es una de mis aficiones favoritas cuando paso cerca de este parque. También hay un carrusel para los niños y en verano puedes jugar al ajedrez o al ping pong y se dan clases de todo tipo.

Hispanic Society: Museo poco conocido y biblioteca de renombre, con una preciosa colección de arte hispánico, probablemente con la mejor colección de arte de este tipo de todo Nueva York. Los murales costumbristas de Sorolla de la Hispanic Society of America son una delicia disfrutarlos prácticamente en la intimidad.

Tumba de Grant y Riverside: Un parque situado justo al lado de la Universidad de Columbia y que contiene la Tumba del General Grant, héroe de la guerra civil, y dos preciosas iglesias en sus alrededores, Riverside Church y St. John the Divine. Más información en nuestro artículo de Arte medieval y colosales iglesias modernas en Nueva York.

Manhattan desde Four Freedoms Park, en Roosevelt Island
Manhattan desde Four Freedoms Park, en Roosevelt Island

Y un poco más alejados, pero bien comunicados os recomiendo los siguientes:

The Cloisters: Estas iglesias medievales traídas piedra a piedra de Europa por Rockefeller son un apéndice poco conocido del Metropolitan Museum, y está situado en medio de un enorme parque de Harlem. Da gusto pasear por los claustros, perfectamente cuidados y conservados.

Gantry Plaza State Park: Tumbarse en cualquiera de las tumbonas habilitadas en el Gantry Plaza State Park y ver pasar los barcos por el río East mientras disfrutas de una preciosa vista de Manhattan es un placer. Te recomiendo ir un poco antes del atardecer para que la vista sea todavía más espectacular. Algo más concurrido, pero también válido, es Brooklyn Bridge Park y la zona de DUMBO, con rincones donde perderse y quedarse prácticamente solo.

Governor’s Island: Sólo abierto desde finales de primavera a finales de Septiembre, este parque en los días laborables es una delicia que podrás disfrutar prácticamente sólo. Alquila una bici, de 10 a 12 de la mañana una hora de bici te saldrá gratis, y disfruta de las vistas de Brooklyn, Manhattan y la estatua de la Libertad en un entorno sin coches ni circulación en Governor's Island.

Cementerio de Green-wood: Situado en Brooklyn pero bien comunicado por metro, el cementerio es un enorme jardín botánico con buenas vistas a Manhattan.

Jardín Botánico y Museo de Brooklyn: Dos joyas de Brooklyn muy poco conocidas son el Museo de Brooklyn y el Jardín Botánico de Brooklyn, y situadas justo al lado de Prospect Park, el Central Park de Brooklyn, también muy recomendable para pasar un rato tranquilo.

Coney Island: Es la playa de Nueva York, así que los fines de semana y en verano se pone imposible, pero durante la semana puedes disfrutar de un precioso paseo por el paseo marítimo y por los alrededores de New York Aquarium y Luna Park, el parque de atracciones. Además, podrás disfrutar del que dicen que es el mejor perrito caliente o hotdog de Nueva York, el de Nathan’s.

De estos últimos cuatro sitios puedes ampliar la información en nuestro artículo con Un paseo diferente por Brooklyn.

Hoboken: Es una ciudad dormitorio situada al otro lado del río Hudson, fácilmente accesible desde Manhattan a través del PATH, y fue donde nació el mítico cantante Frank Sinatra o el tenista Michael Chang. Las vistas desde la Frank Sinatra Drive de Manhattan son espectaculares y durante el horario laboral apenas hay gente paseando por la zona. Recomiendo ir al atardecer y cenar en cualquiera de los restaurantes situados cerca del paseo marítimo. Más información en Un paseo por Hoboken viendo Nueva York.

Pintando en el Jardín Botánico de Brooklyn
Pintando en el Jardín Botánico de Brooklyn

Estoy seguro que después de pasear por alguno de estos parajes te habrás podido relajar un rato en Nueva York y volver con las pilas cargadas para seguir disfrutando de esta ciudad.