5 Mejores puntos para animar a tus maratonianos

4.4642857142857 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media 4.46 (14 Votos)

Vamos a intentar describir en un artículo mi experiencia y mis sensaciones con la maratón de Nueva York, algo difícil de plasmar en una hoja de papel pues son muchas y muy variadas las sensaciones tenidas. Además, intentaré indicaros los mejores puntos para ir a verla tanto si vas por curiosidad o por casualidad a verla como si vas siguiendo a algún amigo o familiar.

Mi experiencia en la Maratón de Nueva York

He estado en la maratón de Nueva York en numerosas ocasiones. En el año 2009 fue el descubrimiento de la carrera, pues fue casualidad que estuviera por Nueva York en esas fechas y me provocó un flechazo inmediato. En el año 2010 y 2011 debimos ser bastante pesados porque varios familiares se apuntaron a la maratón y ahí estuvimos siguiéndoles por todos los distritos de Nueva York.

Así que como hemos dicho antes, el primer año fue una casualidad que estuviéramos por Nueva York, es más no nos enteramos que la maratón se celebraba el domingo hasta que llegamos el viernes a Nueva York y empezamos a ver el ambientazo que se respira en Nueva York en esas fechas y el cariño que tienen todos los neoyorquinos a su maratón. En todas las tiendas a las que vas en cuanto ven que eres extranjero te preguntan si has venido dispuesto a correr la maratón y te desean buena suerte y una buena carrera el domingo si eres un afortunado poseedor de un dorsal.

El recorrido de la maratón

La maratón, en contra de lo que cree la mayoría de la gente, tiene la mayor parte del recorrido fuera de Manhattan. Los primeros 26 kilómetros se hacen por Brooklyn y por Queens, luego se entra mínimamente a Manhattan, a través del puente de Queensboro (a la altura de la calle 59th con la Primera avenida), se enfila toda la Primera avenida hasta Harlem, luego se pasa brevemente al Bronx, se vuelve a Harlem y ya se entra en Manhattan por Central Park para terminar allí la carrera.

Ver pasar a los maratonianos

Así que si tienes el hotel en Manhattan, y quieres ver el paso de los corredores, te recomiendo dirigirte a la Quinta Avenida, a la esquina con el hotel Plaza, y por esa zona ponerte a ver pasar a los esforzados corredores y ver como enfilan los últimos dos kilómetros de la maratón. Lo primero que te sorprenderá es la cantidad de bullicio que hay en la calle y los ánimos continuos que se dan a todos los corredores, y eso que cuando por ejemplo yo llegué a ese punto el primer año hacía ya más de media hora que habían pasado los ganadores de la maratón. Nueva York se vuelca con su maratón y más de dos millones se apuestan por sus calles para ver el paso de los corredores y animarles a todos por igual, independientemente de que les conozcan o no. Otro buen punto para ver la maratón es la entrada a Central Park de la maratón, que se realiza aproximadamente a la altura del museo Guggenheim (en la calle 91th)

Gentío animando en el Plaza, a dos kilómetros de meta
Gentío animando en el Plaza, a dos kilómetros de meta

Seguimiento de los maratonianos

Los dos siguientes años, como dije anteriormente, fui siguiendo a varios familiares, y para ello se necesita realizar una buena planificación en función de la marca que tengan los maratonianos. A continuación os pondré los puntos donde creo que más merece la pena posicionarse para verles pasar a tus sufridos familiares o amigos maratonianos.

Primer punto: Salida del puente de Verrazano

Este es el punto en el que más eufóricos les vas a ver junto a la línea de llegada. Cruzar el puente de Verrazano mientras suena a todo trapo New York New York de Frank Sinatra debe ser una experiencia inolvidable, y como ya han entrado en calor, pues llevan de 3 a 5 kilómetros de carrera, en función de donde quedes con ellos, es probable que alguna de las prendas que han llevado para no pasar demasiado frio mientras esperan su turno para la salida de la maratón les sobren y te las quieran dar para ir corriendo con menos peso. En este punto hay que tener mucho cuidado, porque durante las primeras 8 millas hay tres líneas de corredores y se diferencian por el color del dorsal: la azul, la naranja y la verde. La azul y la naranja salen de Verrazano por la misma calle, pero la verde no, así que tener cuidado y revisar las calles por donde van a pasar vuestros corredores en este punto. Desde Manhattan, calcular que tenéis aproximadamente una hora de metro para llegar a este punto de Brooklyn.

Nada más cruzar Verrazano (milla 3 - línea verde)
Nada más cruzar Verrazano (milla 3 - línea verde)

Segundo punto: Media maratón

La media maratón (milla 13) está situada en medio de un puente, por lo que no podrás estar allí animando a tus corredores. Yo os recomiendo que los veáis lo más próximo posible a la estación de metro Bedford Avenue/North 7 Street Brooklyn, entre las millas 11 y 12, dado que por ahí pasa el metro que os lleva velozmente a Manhattan para poder verlos entrar en la isla (cogéis la línea L hasta Union Square y hacéis transbordo a la línea 4, 5 o 6, que os lleva a Queensboro, calle 59th/ Lexington Avenue o Harlem, calle 125th/Lexington Avenue)

Tercer punto: Entrada en Manhattan

La salida del puente de Queenboro es el punto de entrada a Manhattan de la maratón (milla 16), y en este punto es bastante fácil verles porque es una avenida muy ancha y puedes quedar fácilmente con ellos. Dado que es un punto bastante céntrico de Manhattan, os recomiendo acercaros uno de los días anteriores y fijar un punto donde os vais a colocar aproximadamente para que los corredores tengan una buena referencia. Sin duda el puente de Queensboro es uno de los más duros de la carrera, pero entrar en Manhattan viendo todos los rascacielos más famosos de Nueva York al fondo les sube mucho la moral.

Saliendo del Puente de Queensboro (milla 16)
Saliendo del Puente de Queensboro (milla 16)

Cuarto punto: Harlem

Lo bueno de la calle 125th de Harlem es que la maratón pasa por la Primera Avenida y la Quinta Avenida. Si ves que alguno de tus maratonianos está pasando un mal rato, podéis coger el metro justo al lado del puente de Queensboro y salir a la Primera Avenida por la calle 125th para animarle de nuevo antes de empezar a subir el puente Willis, que les lleva al Bronx. A continuación, por la misma calle 125th podéis ir a animarles a uno de los puntos más duros de la maratón, el famoso muro que se encuentran los maratonianos a partir del kilómetro 35, y que se cumple justo en este punto de Harlem. De camino al metro hacía la meta desde el kilómetro 35 pasarás por alguna de las atracciones turísticas de Harlem, como el teatro Apollo, y te chocará ver lo diferente que es Park Avenue en Harlem y en Manhattan. Eso si, como vuestros maratonianos tengan una buena marca, o corréis como ellos o no seréis capaces de verles en los dos puntos, por lo que os recomiendo ir directamente al kilómetro 35 desde el puente de Queensboro, dado que es probable que si corren mucho, entre las 3 y 4 horas de marca en la maratón, no lleguéis en metro antes que ellos al primer punto de los dos de Harlem.

Quinto punto: Llegada a la Meta

Verles llegar a la meta no es sencillo, porque se produce una gran aglomeración de gente, aunque todo depende de la marca que realicen. Sin embargo, el mejor sitio para verles llegar es entrar a Central Park por la calle 66th, te internas por la pradera y sales justo a la última subida de la maratón, donde a los maratonianos ya sólo les quedan 200 metros para llegar pero se les hace eterna. Cuando vuestro corredor finalice, le darán su medalla y una bolsa con diferentes obsequios, y normalmente saldrá de la línea de meta por la salida de la calle 71th o superior. Aquí es conveniente que o bien el maratoniano haya llevado su móvil para poder ponerse en contacto contigo en cualquier momento, o fijar un sitio donde quedar cuando a él le permitan salir de toda la zona de meta.

Cruzando la milla 26, a escasos 400 metros de meta
Cruzando la milla 26, a escasos 400 metros de meta

Mapa con los puntos indicados

Más información de la maratón de Nueva York: